Definición operacional del antisemitismo

El objetivo de este documento es proporcionar una guía práctica para identificar incidentes, recolectar datos y aportar a la implementación y la puesta en práctica de una legilsación relativa al antisemitismo.

 

Definición operacional: “El  antisemitismo es una determinada percepción sobre los judíos que puede ser expresada como odio hacia los judíos. Las manifestaciones verbales y físicas antisemitas son dirigidas tanto contra personas judíos o no-judías, como contra sus bienes, las instituciones de las comunidades judías o sus lugares de culto.”

 

Además, tales manifestaciones pueden estar también dirigidas contra el Estado de Israel en su calidad de colectividad judía. El antisemitismo suele acusar a los judíos de conspirar para perjudicar a la humanidad y, generalmente, es utilizado para culpar a los judíos de “por qué las cosas salen mal”. Se expresa a través del discurso, escritos, formas y acciones visuales, y hace uso de estereotipos siniestros y de aspectos negativos de la personalidad.

 

Ejemplos contemporáneos del antisemitismo, tanto en la vía pública como en los medios de difusión masiva, las escuelas, los lugares de trabajo y dentro de la esfera religiosa pueden, dentro de un contexto general, incluir; pero no   quedar limitados a:

 

- Apelar a, contribuír o justificar el asesinato o el daño a judíos en nombre de una ideología radical o una visión extremista de la religión.

 

- Formular alegatos falsos, deshumanizantes, demonizantes o estereotípicos sobre los judíos como tales o sobre el poder de los judíos como colectivo, tales como (especialmente; pero no exclusivamente) el mito sobre una conspiración judía mundial o el de los judíos como controladores de los medios de comunicación, la economía, el gobierno u otras instituciones de orden social.

 


Otras lenguas

čeština

български

Bosanski

الْعَرَبيّة

Ελληνικά

Eesti keel

Deutsch

Dansk

Français

فارسی

Español

Latviešu valoda

Italiano

Hrvatski

Magyar

Norsk

Nederlands

Lietuvių

Română

Português

Polski

Монгол

Svenska

Srpski

Suomi

Русский

Українська

Türkçe

 

- Acusar a los judíos, en tanto pueblo, de ser responsables de injusticias reales o fantaseadas cometidas por un individuo o un grupo judío, o incluso por actos cometidos por no-judíos.

 

- Negar los hechos, el alcance, los mecanismos (p.ej. las cámaras de gas) o la intencionalidad del genocidio cometido contra el Pueblo Judío a manos de la Alemania Nacional-Socialista y de sus aliados y cómplices durante la Segunda Guerra Mundial (el Holocausto).

 

- Acusar a los judíos, en tanto pueblo, o a Israel, en tanto Estado, de inventar o exagerar el Holocausto.

 

- Acusar a ciudadanos judíos de ser más leales a Israel, o a las supuestas prioridades mundiales de los judíos, que a los intereses de sus propias naciones.

 

Ejemplos de las formas en las que se manifiesta el antisemitismo en lo que respecta al Estado de Israel, tomando en cuenta el contexto general, pueden incluir:

 

- Denegar al Pueblo Judío el derecho de su autodeterminación, por ejemplo al sostener que la existencia del Estado de Israel es el resultado de una acción racista.

 

- Utilizar un doble estándar al exigirle a Israel un comportamiento que no se espera de, o no se le exige a ninguna otra nación democrática.

 

- Utilizar símbolos e imágenes asociados con el antisemitismo clásico (como por ejemplo el argumento de que los judíos mataron a Jesús, o los libelos de sangre) para caracterizar a Israel o a los israelíes.

 

- Comparar la política israelí actual con la de los nazis.

 

- Adjudicar a los judíos en forma colectiva la responsabilidad por los actos del Estado de Israel.

 

Sin embargo, las críticas contra Israel expresadas de manera similar al nivel de crítica hecho hacia otros países no pueden ser tomadas como antisemitismo.

 

Los actos antisemitas son criminales cuando así son definidos por ley (por ejemplo, en diversos países, la negación del Holocausto o la distribución de material antisemita)

 

Los actos criminales con antisemitas cuando el blanco de la agresión, ya sean personas o propiedades (como edificios, escuelas, lugares de culto y cementerios) son elegidos precisamente porque son, o bien son considerados, judíos o relacionados con los judíos.

 

La discriminación antisemita es la negación a los judíos de oportunidades o servicios que sí son asequibles para otras personas y es algo ilegal en muchos países.